Hacedores del sonido

Los maravillosos instrumentos que conforman los Sonidos del Tiempo, son estos que a continuación les presento y que atesoran esa magia que viene desde las antiguas civilizaciones desandando el camino de una sonoridad perpetua.

Los Cuencos Tibetanos, maravillosos instrumentos pertenecientes a la familia de las campanas. Poseedores de sonidos armónicos, majestuosos y envolventes, que le permiten a uno entregarse a la experiencia de dejarse llevar y atravesar por el sonido. 

Los UDUS provenientes del continente africano, nos recuerdan el origen de nuestros tiempos, la acuosidad majestuosa del continente negro, trayéndonos paz y movimiento, serenidad y fuego.

Las Quenas, nos proporcionan el viento, la liviandad del alma. Nos conectan con la inmensidad de las montañas, majestuosas imponentes, así como nuestra propia alma.

Las Pesuñas de cabra, nos remontan a los andes, a los vientos, a la altura de nuestro ser…, a los grandes maestros de nuestra América Sagrada.

La Voz cantada es uno de los más antiguos instrumentos con el que podemos contar. Impresionante instrumento ancestral, con una versatilidad y una sensibilidad maravillosa, capaz de llegar a lugares inhóspitos de nuestro ser.














         





Copyright © - Todos los derechos reservados